Mantenimiento de las planchas

Las planchas son un instrumento esencial en todos los hogares, y por lo que tenemos que cuidarlas lo mejor posible, y por ello debemos mantenerlas siempre limpias para que nos duren más y nos den un buen uso. A continuación os damos unos pequeños trucos para llevar esta operación a cabo. ¡Allá vamos!

1 – Frote las manchas de la plancha muy suavemente con un estropajo de alambre, cuando esté fría.

2 – Si se queda sin agua destilada, utilice agua descongelada o hervida: no emplee la del grifo a no ser que su plancha tenga una válvula especial

3 – Compre el agua destilada en ferreterías. La de los garajes, para las baterías de cohes, puede tener algún ácido, así que es mejor no correr riesgos.

4 – Es importante poner la plancha en “vapor” si va a utilizarla con agua

5 – Limpie la plancha con una esponja humedecida en agua caliente con detergente. No utilice abrasivos.

6 – Si labase de la plancha está sucia y pegajosa, puede ser el resultado de planchar ciertas fibras sintéticas a temperatura demasiado alta.

7 – La base de la plancha con manchas de almidón puede limpiarse frotándola con aceite de oliva mientras aún esrá caliente.

8 – Las planchas de vapor resultan más fáciles de llenarlo o rellenar de agua, si tienen un dispositivo que señale el nivel del agua, o si el depósito es transparente.

9 – Elija una plancha que pase directamente de funcionar con vapor a funcionar sin él, o viceversa, para que pueda planchar prendas de diferentes fibras fácilmente.

10 – Busque una plancha de vapor quye funcione con agua del grifo; así no necesitará agua destilada.

Cómo limpar la base de la plancha: frote la plancha caliente contra un trozo de tela áspera y húmeda bien sujeta a la mesa de planchar.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *