Berenjenas gratinadas a la provenzal

Antes de cocinarla, la berenjena suele dejarse macerar para que suelte parte del agua que contiene. Para ello, hay que cortarla primero a rodajas o a láminas, ponerla en un recipiente y espolvorearla con sal. Al cabo de media hora debe aclararse bien con agua fría y secarse con papel absorbente.

Preparación 30 min

Cocción: unos 45 min

Ingredientes (6 personas)

  • 4 berenjenas medianas
  • 15 cl de aceite de oliva
  • 600 g de tomate natural troceado (de lata)
  • 150 g de queso rallado (emmental o parmesano)
  • 1 c de café de hojas de tomillo sal y pimienta recién molida

Paso a paso

1 – Precaliente el grill del horno. Pele las berenjenas, córtelas en rodajas de 1 cm y dispóngalas en la rejilla del horno. Con un pincel, úntelas de aceite de oliva, métalas en el horno y déjelas asar durante 3 o 4 minutos. Cuando estén doraditas deles la vuelta para que se hagan por el otro lado.

2 – Precaliente el horno a 180ºC (termostato 6). Extienda una capa de rodajas de berenjena asada en una fuente para gratinar, cúbrala con tomate, después con queso rallado y espolvoréelo todo con un poco de tomillo. Repita la operación 1 o 2 veces hasta haber terminado todos los ingredientes. La última capa debe ser de queso.

3 – Ponga la fuente en el horno, déjela unos 40 minutos, y si se ve que se dora demasiado tápela a media cocción con papel de plata.


Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *