Consejos para preservar las vitaminas y los minerales

Los niños, las mujeres embarazadas y las que están amamantando, las personas mayores y convalecientes necesitan más vitaminas. Los cambios de estación también suelen favorecer a la falta de vitaminas así que hay que tener precaución una bajada de ellas podría ser causa de caer enfermos, tengan en cuenta elevar la ingesta diaria de vitaminas para una mayor estabilidad.

La preparación y los procesos de cocción de los alimentos son las causas por las que se destruyen las vitaminas, estas, son solubles en agua, como, por ejemplo, la vitamina C, que puede dañarse por el calor; otras, como las del grupo B, pueden destruirse por la luz. Las vitaminas A, D y E no son solubles en agua; por lo tanto, no se destruyen al cocerlas.

El agua de cocer las verduras contiene vitaminas y minerales. Úsela para hacer sopas o salsas. Pero nunca utilice el agua de cocer espinacas, contiene ácido oxálico, el cual impide la absorción de calcio.

Ponga alimentos que contengan vitaminas A y E en la misma comida, por ejemplo, margarina y zanahorias (la vitamina E de la margarina ayuda a la absorción de la vitamina A de las zanahorias).

Las verduras perderán más vitamina C si no se comen tan pronto como estén preparadas.

Prepare las ensaladas en el último momento, especialmente si los ingredientes se van a rallar, ya que al cortarlos expone la vitamina a la luz.

El zumo de limón en las ensaladas ayuda a preservar la vitamina C. (Conviene utilizarlo en vez del vinagre).

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *