Mascarilla para las manos

Al finalizar el día, las manos suelen sentirse ásperas y secas. Una manera natural de mantenerlas suaves y a la vez bien nutridas, es el uso de una mascarilla de durazno (melocotón), que actúa como refrescante. Esta máscara alimenta la piel de sus manos, ya que aporta vitamina A y agentes que suavizan y humectan la dermis de esa zona.

Ingredientes;

1/4 de taza de duraznos (melocotón)

1/4 de taza de yogur

1 cucharadita (de café) de miel

Preparación y aplicación:

Procese los ingredientes a fin de lograr una consistencia suave.  Lávese bien las manos y aplique la mascarilla de durazno en sus manos. Deje que repose durante quince minutos y finalmente, enjuague sus manos y apliqúese una buena crema hidratante dando un suave masaje para que penetre bien la crema.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *